Muere a los 87 años la compositora riojana María Dolores Malumbres

CEDIDA

   Entre sus exalumnos se encuentra el guitarrista Pablo Sáinz Villegas

   LOGROÑO, 05 (EUROPA PRESS)

La compositora riojana, María Dolores Malumbres, ha fallecido a los 87 años en Logroño, según han informado fuentes familiares. Precisamente la artista, natural de Alfaro, recibió el pasado 3 de marzo el 'Premio Mujeres en el Arte', en la quinta edición de su celebración, en homenaje a su carrera musical "y a la dedicación, esfuerzo y pasión entregados a cada nota y a cada composición".

   Malumbres ha sido, además, profesora de varias generaciones de músicos en La Rioja, entre los que destaca el guitarrista Pablo Sáinz Villegas, a quien le impartió clases particulares de armonía. De hecho, la alfareña le compuso en el año 1996 'Burbujas'. Una obra dividida en cuatro movimientos -independientes entre sí temáticamente- aunque con grandes analogías que la hacen una obra total.

   Otro de sus antiguos estudiantes y actual profesor de música, Carlos Blanco Ruiz, fue el encargado -en el acto de reconocimiento del 3 de marzo- de ensalzar la figura de la compositora, destacando la personalidad de la artista: "Su forma de pensar la música es detallista, como cuando un orfebre realiza su obra, ella compone con sumo cuidado para conseguir resultados muy personales".

PUBLICIDAD

La música de Malumbres, contemporánea, responde "a las necesidades de los lenguajes actuales y trabaja de una manera artesana", resaltó.

   Precisamente Blanco Ruiz escribió el libro 'Las claves de la música de María Dolores Malumbres', publicado por el IER en 2009.

   PROLÍFICA CARRERA

   La artista, nacida en Alfaro en 1931, viuda y madre de dos hijos, comenzó sus estudios musicales con su padre, José Luis Malumbres, violinista y compañero de estudios del compositor Fernando Remacha. Consiguió los primero grados de solfeo y piano en Córdoba en 1948.

PUBLICIDAD

   Desde ese año estudió piano, armonía y análisis con Remacha hasta 1957, obteniendo como alumna libre en el Real Conservatorio de Música y Declamación de Madrid el título correspondiente de piano.

   Su primera composición en su juventud fue el himno a la Virgen del Burgo, de Alfaro.

   Formó y dirigió a partir de 1951 una agrupación coral en Alfaro y comenzó a impartir clases particulares de piano, armonía, análisis y composición. Estrenó obras en 1953 de su maestro Fernando Remacha 'Las seis canciones vascas', dedicadas a ella, con la soprano María Eva Zabalza y 'Cartel de fiestas para piano solo'. En esa época comenzó a componer y estrenó en 1954 el 'Cuarteto de cuerda', al que le sigue 'Las tres canciones castellanas', en 1955.

    Tras un extenso paréntesis para dedicarse a un familia, retomó los estudios, realizando entre 1980 y 1987 cursos de composición, análisis, piano contemporáneo y grafías musicales con Carmelo Bernaola, Luis de Pablo, Luigi Nono, Pedro Espinosa, Agustín González y Albert Sardá.

   Sus obras, a partir de ese momento, muestran un carácter no tonal, con una fuerte tendencia contrapuntística y escribe para diversos instrumentos a solo, formaciones camerísticas y orquestales, siendo su música estrenada en ciudades como Logroño, Pamplona, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Santander, Valladolid, Zaragoza, Madrid Alicante, Perelada e incluso en Europa, como en Bayona o Dresde.

   En su catálogo de obras encontramos, entre otras muchas, 'Colores y evocación', obras con guitarra y determinados conjuntos instrumentales, 'Diálogos', para guitarra y piano, 'Burbujas' y 'Soli Deo Gloria' para guitarra o 'Mosaicos', cuatro piezas para flauta, guitarra y cello.