Abiy anuncia el asalto sobre la capital de Tigray y llama a alejarse de objetivos militares

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, interviene ante el Parlamento - OFICINA DEL PRIMER MINISTRO DE ETIOPÍA - ARCHIVO
-->
El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, interviene ante el Parlamento - OFICINA DEL PRIMER MINISTRO DE ETIOPÍA - Archivo


Asegura que la "última puerta pacífica" ha quedado "cerrada" y pide a los civiles que denuncien a los milicianos del TPLF y los entreguen

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, ha anunciado que ha ordenado a las Fuerzas Armadas el inicio de la fase "final" de la ofensiva contra las fuerzas del Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF) en la capital de la provincia norteña homónima, Mekelle, al tiempo que ha emplazado a la población local a alejarse de los objetivos militares.

"El periodo final de 72 horas concedido al criminal TPLF para que se rinda pacíficamente ha terminado ahora y la campaña de nuestras fuerzas de seguridad ha llegado a su fase final", ha afirmado el primer ministro etíope, en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

Abiy ha asegurado que "miles de milicianos y miembros de las fuerzas especiales de Tigray se han rendido tras el ultimátum de 72 horas" y ha recalcado que la operación tendrá como objetivo los milicianos que no han depuesto las armas.

En este sentido, el primer ministro de Etiopía ha emplazado a los residentes de Mekele, la capital de Tigray, a "deponer las armas, permanecer en sus casas, mantenerse alejados de los objetivos militares" del TPLF y "adoptar todas las precauciones necesarias".

"También pedimos al pueblo de Mekelle que haga su parte para reducir los daños que pueden registrarse por un puñado de elementos criminales del TPLF mediante la denuncia y entrega de esta camarilla criminal a las fuerzas de seguridad", ha reclamado.

Abiy ha subrayado que las Fuerzas de Defensa Nacional de Etiopía actuarán "con gran cuidado" en esta fase "final" de la operación en Tigray para "evitar que los civiles sufran daños". "Se harán todos los esfuerzos para garantizar que la ciudad de Mekelle, que fue construida con el duro trabajo de nuestro pueblo, no sufre daños graves. Se adoptarán todas las precauciones para que los lugares de patrimonio, los lugares de culto, las instalaciones públicas, las instituciones de desarrollo y las zonas residenciales no son objetivo", ha asegurado.

MILES DE MILICIANOS DEL TPLF SE HAN RENDIDO

El Premio Nobel de la Paz en 2019 ha señalado que la "última puerta pacífica que quedaba abierta para que pasara el TPLF ha quedado ahora firmemente cerrada" por su "desprecio" al "pueblo de Etiopía", aunque ha destacado que "miles" de milicianos y miembros de las fuerzas especiales del grupo "se han dado cuenta de la naturaleza destructiva" del TPLF y han optado por rendirse "pacíficamente".

Por último, ha remarcado que las Fuerzas de Defensa Nacional tienen una "estrategia" para llevar ante la justicia a los miembros del TPLF "sin herir a civiles inocentes" ni causar daños en lugares de patrimonio o de culto, en instalaciones públicas ni en propiedades civiles.

La operación militar en la región de Tigray comenzó el 4 de noviembre después de que las fuerzas del TPLF atacaran el Mando Norte del Ejército etíope. El primer ministro etíope ha dado la orden de iniciar la fase final de la operación a pesar de los llamamientos internacionales al diálogo y de los esfuerzos de la Unión Africana para tratar de mediar entre las partes enfrentadas.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó este martes su "profunda preocupación" por la situación en Tigray y pidió a las partes que protejan a la población civil, un mensaje que también ha trasladado la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

La jefa de Derechos Humanos recordó este lunes a las partes su obligación de proteger a la población civil, pidiendo al Ejército etíope que cumpla con los principios de precaución y proporcionalidad en su acción y al TPLF que no sitúe objetivos militares en zonas densamente pobladas.

EL GOBIERNO ANUNCIA MÁS ASISTENCIA

Así las cosas, el Gobierno ha expresado en un comunicado este jueves su compromiso de "responder de forma expedita a las necesidades de los ciudadanos en Tigray" y ha asegurado que, tras realizar una evaluación sobre el terreno, se está ofreciendo asistencia a los desplazados en las zonas bajo control gubernamental.

Además, se está evaluando el establecimiento de cuatro campamentos "para que empiecen a recibir y apoyar a los ciudadanos que han huido, antes de que devolverles voluntariamente a sus comunidades, así como la distribución de ayuda entre comunidades vulnerables "hasta que la vida vuelva a la normalidad".

"Esta asistencia humanitaria se verá ahora reforzada con la apertura de una ruta de acceso humanitario gestionada bajo los auspicios del Ministerio de Paz", ha precisado el Gobierno, que ha aprovechado para reiterar su disposición a "apoyar a los etíopes que han huido a volver a sus comunidades" y a trabajar con las agencias de la ONU y otras organizaciones "para proteger a los civiles y ayudar a quienes lo necesitan".

SITUACIÓN HUMANITARIA EN TIGRAY

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), en Mekelle viven unas 500.000 personas y además también se encuentran allí unos 200 trabajadores humanitarios. En su último informe de situación, alerta de que hay falta de suministros básicos, en particular combustible y efectivo, en toda la región, lo cual está teniendo un impacto en la capacidad de las ONG de actuar así como en la propia población.

De acuerdo con ACNUR, los suministros de alimentos para los campos de refugiados en los que viven casi 100.000 eritreos se agotarán en una semana y el agua también dejará de estar disponible si las agencias humanitarias no tienen acceso a combustible paa las bombas de agua.

En lo que se refiere a buena parte de las 600.000 personas que dependen de asistencia alimentaria mensual, no han recibido su ración de noviembre, mientras que al menos 250.000 personas que reciben dinero en efectivo tampoco lo han percibido, según OCHA.

Por otra parte, más de 41.000 etíopes han cruzado la frontera con Sudán para escapar del conflicto, entre ellos 18.000 niños, según ACNUR, que precisa que el 57 por ciento de quienes huyen son hombres. La agencia de la ONU ya se está preparando para asistir a hasta 215.000 refugiados etíopes en los próximos seis meses.

Actualmente, la prioridad es la asistencia alimentaria, así como agua y saneamiento y cobijo. Por el momento se han idenficado al menos 16 niños con desnutrición aguda severa y otros 184 de carácter moderado, así como 195 embarazadas y madres lactantes desnutridas.

Para leer más


Subir