El Defensor del Pueblo advierte de que no ampliar el concepto de violencia de género deja "limitada" la respuesta penal

Archivo - Teléfono 016 para las víctimas de violencia de género - EUROPA PRESS - ARCHIVO

   Alerta del "efecto devastador" que las medidas contra la pandemia han tenido para las víctimas de esta lacra

   MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

   El Defensor del Pueblo ha advertido en su informe anual correspondiente al año 2020, que mientras no se desarrolle legislativamente la ampliación del concepto de violencia de género al resto de violencias sobre la mujer recogidas en el Convenio de Estambul, la respuesta penal contra esta lacra estará "limitada".

   La institución, que dirige en funciones Francisco Fernández-Marugán, ha presentado su informe de forma telemática este jueves ante el Parlamento. En él se indica, además, que esta restricción del concepto de violencia de género únicamente a la que se ejerce por la pareja o expareja de la víctima "restringe las medidas de apoyo" a otras mujeres que también han sufrido esta lacra sin relación con su agresor.

   En este sentido, asegura que ya "en los últimos días de 2019, se formularon varias recomendaciones al Ministerio de Justicia, en las que se proponía la aplicación plena del concepto de violencia de

   género del Convenio de Estambul" y dicho departamento "se comprometió a desarrollar la medida prevista en el Pacto de Estado" en este sentido.

   A juicio del Defensor, hasta que se produzca el desarrollo normativo del resto de violencias contra la mujer, las víctimas "no recibirán más que un tratamiento preventivo y estadístico, quedando la respuesta penal en estos casos limitada a lo dispuesto en el

   Código Penal y las leyes penales especiales".

   La institución lamenta el asesinato en 2020 de 45 mujeres y tres niños, víctimas de esta lacra y señala que "solo dos de estas mujeres contaban con una orden de protección en vigor en el momento de su muerte", mientras que, "a tres de ellas, que habían recibido protección inicialmente, les había sido retirada antes de su asesinato".

   NÚMEROS RÉCORD DURANTE LA PANDEMIA

   Del mismo modo, destaca que "solo 7 de las 45" víctimas habían formulado denuncia contra su agresor. "Llama asimismo la atención que, de las siete denuncias, solo una había sido interpuesta por una persona diferente a la víctima", indica.

   En este sentido, el equipo de Fernández Marugán ha alertado del "descenso histórico en el número de denuncias interpuestas por violencia de género" el año pasado (54.553 menos que en 2019) y en las órdenes de protección concedidas durante el año (casi 13.000 menos que en 2019).

   El Defensor ha denunciado, en este sentido, "el efecto devastador que las medidas adoptadas durante el año en respuesta a la pandemia han tenido para las víctimas" de esta lacra.

   "Al aumento de factores detonantes de las agresiones de género en el hogar, tales como un mayor tiempo de convivencia entre agresor y víctima, el crecimiento de conflictos cotidianos por cuestiones domésticas o la alteración psicosocial producida por el confinamiento, se ha unido la percepción de impunidad de los agresores incrementada por una mayor dificultad de las víctimas para buscar protección", recoge el Informe.

   Estas dificultades, recuerda, se han reflejado en los datos de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género sobre las llamadas a los servicios de atención y asesoramiento a las víctimas. De hecho, entre abril y junio de 2020, se produjo el récord histórico de llamadas por trimestre recibidas a través del 061 desde que comenzase su actividad: 78.886, unas 10.000 que en el mismo periodo del año anterior.

   VÍCTIMAS EXTRANJERAS

   La Institución se refiere también en el documento a la situación de mayor vulnerabilidad que sufren las víctimas de esta lacra extranjeras y en situación irregular, ya que la regulación actual requiere que la víctima formule y obtenga una orden de protección o sentencia favorable para que tenga acceso a las ayudas y al sistema de protección.

   El Defensor expone en el informe el caso de una mujer que denunció haber agredida sexualmente por un compañero de habitación en las dependencias de la sala de rechazados del aeropuerto de Barajas, habiendo el agresor regresado a su país sin que se le tomara declaración. Tras la intervención del Defensor del Pueblo, se autorizó de manera excepcional la entrada de esta mujer en España "por motivos humanitarios".

   La Institución señala que la interesada realizó el reexamen con posterioridad a que se produjeran los abusos, lo que, a su juicio, pudo incidir decisivamente en la forma en la que ejerció su derecho de recurso frente a la decisión inicial de denegación del asilo. En este sentido, el Defensor recuerda "la importancia de que los solicitantes de asilo dispongan de un entorno adecuado que les permita relatar su historia".