Asesores financieros aconsejan a colegios concertados religiosos asegurarse "fondos adicionales" para su proyecto

MADRID, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

La socia y directora de Gestión Fondo Educativo, asesor financiero de Fundaciones e instituciones religiosas, María Vázquez, ha aconsejado a los colegios católicos concertados que busquen nuevas vías de financiación para mantener su proyecto educativo y no depender en "exceso" del Estado, sobre todo, ante las propuestas de algunos partidos de retirar los conciertos.

"Además de la financiación que reciben del Estado, que es de pleno derecho, los colegios católicos concertados deberían asegurarse fondos adicionales para poder mantener su proyecto educativo: conceder becas a los alumnos que no puedan pagar la escolaridad sin subvención, mejorar las condiciones generales de sus centros o potenciar acciones concretas en la docencia que les permitan mantener un nivel de excelencia educativa, incrementar la investigación, etcétera", ha precisado Vázquez.

A su juicio, la diversificación de las fuentes de financiación es muy importante para las congregaciones que sustentan colegios concertados religiosos porque "para ser libres hay que ser independientes económicamente".

En este sentido, recomienda los fondos 'endowment' con los que ya cuentan, en el área educativa, universidades y fundaciones norteamericanas. Estos fondos, según explica, ayudan a multiplicar el patrimonio, y el capital se destina a la investigación o a los imprevistos que surgen en cualquier centro educativo.

"Los Fondos endowment son una fuente de recursos estables y de largo plazo para las instituciones sin ánimo de lucro. Serían una gran ayuda para los colegios en España. La institución que monta un fondo Endowment y lo dota con una cantidad inicial, puede esperar --con la gestión de profesionales-- que esa cantidad se incremente a lo largo de los años", ha indicado.

Así, precisa que, "si un colegio o institución aporta 100.000 euros de su patrimonio a un fondo endowment, a los 15 años, tendrá un patrimonio de 160.000 euros, pero además habrá repartido otros 72.000 euros en ayudas para proyectos por el camino". Además, asegura que "25 años después de la primera aportación, el fondo habrá crecido hasta los 219.000 euros, pero además habrá repartido otros 142.000 euros".

Asimismo, Vázquez aconseja fomentar entre los antiguos alumnos y sus familias donaciones que hagan crecer el Endowment y que ayuden a la consolidación del proyecto educativo. "Los padres, con sus aportaciones voluntarias, pueden ayudar a constituir esos fondos endowment. Se comprometen así con estos proyectos educativos que son esenciales para el desarrollo de un país", señala la experta.

Para leer más