Rocío Ruiz presenta la primera campaña pública para sensibilizar contra la lgtbifobia

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz. - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha presentado la primera campaña pública que la Junta de Andalucía pone en marcha para sensibilizar contra la lgtbifobia, y con la que se quiere visibilizar el rechazo de toda la comunidad a las agresiones y los discursos de odio. Ruiz ha resaltado que "esta campaña atiende la reivindicación de los colectivos para ayudarles a visibilizar, a denunciar, a alzar la voz y a ocupar espacios en un momento de especial preocupación ante este tipo de ataques".

Así, la consejera ha detallado en un comunicado que con esta campaña "queremos animar a toda la sociedad a que se implique y plante cara al odio, porque la visibilización es fundamental para tomar conciencia de estas agresiones".

La campaña se ha presentado coincidiendo con el Día Internacional para la Visibilidad Bisexual, y en un contexto de repunte de estos discursos y delitos de odio, como ha recordado Ruiz, que ha estado acompañada de representantes de entidades y colectivos LGTBI. Sólo entre 2016 y 2020 este tipo de agresiones crecieron en un 17%, y aunque el confinamiento provocó una reducción, en los primeros seis meses de 2021 ya se observa un alza del 9,3% en los delitos motivados por orientación sexual o identidad de género respecto a las cifras de antes de la pandemia.

La consejera ha resaltado que actualmente "desgraciadamente, es más importante que nunca educar y sensibilizar en igualdad, y es lo que se hace desde esta Consejería y desde el Gobierno de Andalucía", insistiendo en la coeducación como la única formula para fomentar el respeto al otro. "Es lo que venimos haciendo desde que llegamos a la Junta hace casi tres años, pero ahora toca dar un paso más en un momento muy complicado en el que las administraciones, los poderes públicos, debemos posicionarnos firmes en la defensa de los derechos humanos", ha apostillado.

Bajo el lema 'Paremos la lgtbifobia', la campaña consta de carteles, material gráfico y seis 'spots' que recogen testimonios personales de cómo los discursos de odio están impregnando la vida cotidiana. "Detrás de los números hay personas, y Carola, Déborah, Ethan, Esperanza y Lolo nos cuentan como ese odio impide que un niño juegue al fútbol, que se sienta parte de una clase o que una persona haga algo tan inconsciente y natural como ir de la calle y darle la mano a la persona a la que ama", ha indicado.

PONER FRENO Y DESPERTAR CONCIENCIAS

Así, ha explicado que el objetivo de la campaña es que esas historias de vida, narradas en primera persona, "despierten conciencias y hagan reflexionar", a fin de que contribuyan "a poner freno a una escalada de violencia que no representan a la mayoría de los andaluces, y que no debe imponerse en nuestra sociedad". "Como bien señalan los videos, ¿por qué no pueden tener los mismos derechos que el resto?", ha reflexionado, apuntando que "es tarea de las administraciones y las instituciones empezar a hacer visible la diversidad".

Ruiz ha agradecido la participación de los colectivos en la elaboración de la campaña, así como la colaboración de los protagonistas de los videos, a los que se ha referido como "un ejemplo a seguir y referente" para muchas personas del colectivo Lgtbi "que pueden estar viviendo situaciones de discriminación y no ser conscientes de ello, o que piensan que no vale la pena denunciar".

La responsable de Igualdad ha subrayado que "nosotros les decimos que no es así, que es el momento de dejar patente que no vamos a retroceder en la defensa de los derechos, porque son muchos años de lucha para que ahora caigan en saco roto".

Ha recalcado que "hay que entender que, frente a estos discursos de odio que siguen muy vivos, no vamos a callarnos y simplemente dejar que pasen". Ruiz ha hecho además un llamamiento a la unidad de la sociedad civil y las instituciones, porque "es fundamental para parar a este enemigo de los derechos y libertades fundamentales de toda la sociedad, porque son agresiones contra todos nosotros". "Quien es pegado, humillado o insultado no entiende que enfrentamientos políticos sirvan de excusa para aumentar su exclusión", ha lamentado.

AVANCES DEL GOBIERNO ANDALUZ

En este punto, la consejera de Igualdad ha enfatizado el compromiso de su departamento con el colectivo Lgtbi, "que ha sido claro e incuestionable". Una apuesta que, ha insistido, se ha mantenido firme "pese a los prejuicios y las reticencias" y que se ha traducido en "avances tan importantes" como la habilitación del procedimiento para que la administración regional pueda ya personarse de oficio en los procedimientos judiciales sobre delitos de odio.

"No se ha dejado de trabajar, y fruto de ello es que somos la consejería de las primeras veces", ha apuntado, mencionando acciones como la creación de la primera Dirección General específica para la Igualdad de Trato y la Diversidad; la puesta en marcha del primer Consejo Andaluz Lgtbi o la implantación del primer protocolo interadministrativo para implicar a las distintas Consejerías de la Junta en favor de los derechos del colectivo, actualmente en fase de redacción.

Asimismo, ha recordado que nunca se habían llevado a cabo tantas campañas de sensibilización y divulgación sobre la realidad del colectivo y sus derechos, "porque la visibilización es fundamental". Unas iniciativas acompañadas de recursos como las ayudas a las entidades; las personas expertas para acompañamiento jurídico y psicológico; la reedición de la Guía de Delitos de Odio Lgtbi o la puesta en marcha del primer para atender a las víctimas de la intolerancia.

Estas medidas se suman al primer protocolo de prevención de la lgtbifobia en residencias de personas mayores; la creación de la pestaña de identidad de género en el sistema Séneca de la Consejería de Educación; la edición de la primera guía de violencia intragénero o el aumento en un 35% de las subvenciones destinadas a estas asociaciones con respecto a los gobierno anteriores. En este sentido, Ruiz ha puesto el acento en la importancia de que las víctimas "sepan que no están solas", sino que "su gobierno se pone de su lado, les acompaña y señala al que agrede".