'Oxygen', el Plan de RSC de Mantequerías Arias: "Para progresar hay que medir"

Fábrica de Mantequerías Arias en Vegalencia (Asturias) - MANTEQUERÍAS ARIAS

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director general de Mantequerías Arias, Javier Roza, analiza para Europa Press el Plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la compañía, 'Oxygen', implantado el año pasado en España después de su puesta en marcha en 2018 por el Grupo Savencia Saveurs & Spécialités, multinacional francesa matriz de la empresa. "Para progresar hay que medir", destaca al respecto Roza.

"Cada filial estaba haciendo sus 'pinitos' en la parte social pero faltaba una unión y que todo fuera global. Entre lo que estábamos haciendo y lo que se quería hacer, surgió este programa, que plasmó los objetivos del grupo para desarrollarlos", señala Roza en esta entrevista, en alusión al Plan de RSC de la empresa, que es fruto de un amplio diálogo con más de 185 representantes de los stakeholders de la compañía.

"El Plan se adaptó a las peculiaridades de España ya que la cultura de los quesos es muy diferente. Por ejemplo, Burgo de Arias solo se consume en España y Portugal, tiene un carácter muy local", explica. En cualquier caso, más de un año después, hace un balance positivo de 'Oxygen': "Estamos muy contentos y vemos que nuestros progresos son muy significativos, sobre todo en la parte ambiental".

'Oxygen' contempla objetivos para 2025 en torno a cuatro áreas:
'Consumidores y Productos'; 'Productores y Proveedores'; 'Empleados' y 'Medio ambiente'; que se articulan en torno a cuatro ejes: 'Un placer sano y responsable', 'Ganadería sostenible y Compras responsables', 'Bienestar del empleado' y 'Protección ambiental'.

En el capítulo ambiental al que alude Roza, el objetivo pasa por reducir la huella medioambiental. "En 2019 ya se ha alcanzado un ahorro del 24% en el consumo energético por tonelada de producto fabricado", subraya, al tiempo que indica que han logrado "una reducción del 42% en las emisiones de CO2 derivadas del consumo energético por tonelada de producto fabricado". "Y este año si no ocurre nada reduciremos otro 4%", enfatiza.

Además, Mantequerías Arias ha conseguido, a través de su Plan de RSC, obtener el 100% de su energía eléctrica a través de fuentes renovables, un logro que se produce apenas un año después de que la empresa pusiera en marcha esta estrategia.

Asimismo, en 2019, Mantequerías Arias ha invertido un total de 319.000 euros en proyectos medioambientales, un 15,5% más respecto al año anterior. El año pasado, la empresa logró valorizar el 87% de sus residuos; reducir el 10% en el consumo de combustible de la flota de vehículos propia; y logró descender el 6% respecto a 2015 en el consumo de agua, entre otros progresos.

Otros avances hacen alusión al 100% de los lodos generados en el proceso de depuración del agua que se valorizan para la producción de biogás, compostaje o tratamiento de suelos agrícolas; o a la eco-concepción de los embalajes, siendo de cartón reciclado el 100% de las cajas utilizadas, y de bosques gestionados de manera sostenible el 100% de los cartoncillos de sus productos.

La compañía también trabaja para mejorar la calidad nutricional y la concepción de los productos, además de promover un consumo responsable, por lo que ofrece información nutricional clara para el 100% de los mismos, además de poner en valor los ingredientes utilizados (todos los quesos frescos Burgo de Arias están libres de aditivos o ninguno de sus productos tiene azúcares añadidos, entre otros avances). En este punto, Roza destaca que "en España la industria alimentaria es ejemplar en nivel de seguridad y mejora nutricional".

Otro de los ejes de la compañía pone el foco en la ganadería sostenible y las compras responsables, un elemento que, hasta la fecha, "no se había puesto tanto sobre la mesa". "Hay camino que andar aunque ya lo habíamos hecho. Tenemos ya por ejemplo una carta de buenas prácticas de crianza", señala. En 2019, el 75% de los ganaderos se había adherido a dicha Política de Buenas Prácticas de Crianza y más del 50% de los proveedores ya han firmado la Carta de Compras Responsables del Grupo.

"Aún no existe una definición muy completa de lo que significa el bienestar animal pero está claro que, cuanto más contentas están las vacas, más leche dan y son más productivas. Somos los más interesados y ahora estamos empezando a medirlo y si hay ganadores que no cumplen, hay que invitarles a que lo cambien", prosigue.

EL IMPACTO DE LA PANDEMIA

Preguntado por cómo ha afectado la irrupción de la Covid-19 en el trabajo de la compañía, Roza asegura que "ha sido un desafío importante". "A la vez tenemos que trabajar porque somos un sector esencial por lo que hay que asegurar medidas para evitar contagios. En Mantequerías Arias no hubo ningún contagio interno y los pocos positivos que han sido fueron externos", afirma.

De este modo, gracias a la adopción inmediata de medidas de seguridad, la compañía pudo mantener la actividad, con un nivel de servicio a los clientes por encima del 95% de media entre marzo y mayo; y se habilitó un nuevo canal de comunicación con la creación de un grupo de WhatsApp integrado por todos los empleados de Arias, que se sigue usando para informar de cualquier novedad o disposición de la compañía.

Además, se puso a disposición de todos sus empleados un servicio de
atención psicológica las 24 horas de los 7 días de la semana con el fin de ayudar a disminuir la ansiedad y el estrés provocados por la situación.

"Desde el minuto uno, se creó un gabinete que cada tres días se reúne para ver qué medidas tomar. Se puso mascarilla obligatoria desde el principio, normas de separación, mamparas, etc. Todo esto se puso en marcha el 20 de marzo y no lo hemos levantado. Pero a la gente confinada había que darle de comer por lo que había que seguir funcionando y esa fue la obsesión", rememora.

Roza también subraya que la empresa ha donado 91.500 kilos de sus productos a causas solidarias. "Siempre se fabrica con una previsión para donar a instituciones, además de ofrecer a los trabajadores la posibilidad de ayudar como voluntarios en los bancos de alimentos. Con la pandemia todo esto se ha hecho más", afirma. Por ejemplo, Mantequerías Arias colaboró con la empresa de catering Viena Capellanes para abastecer al personal sanitario y de seguridad del Hospital de Campaña de Ifema en Madrid.

El compromiso solidario de la empresa también se concreta en su trabajo a favor de la integración ya que colabora con diversas organizaciones como la Fundación Prodis con su proyecto 'Promentor'; Aspanias Burgos; Fundación ONCE y su programa Inserta; la Fundación La Caixa y su iniciativa Incorpora; Down Madrid; Down Principado de Asturias y Lanzaderas de Empleo.

En este sentido, un total de 105 empleados han visitado a alumnos y profesores de los centros de la Fundación Síndrome de Down; una veintena de empleados han participado en la Carrera Síndrome de Down y el 2% de las personas que trabajan en Arias cuentan con algún tipo de discapacidad. "Trabajan en un entorno normalizado. Soy de la opinión de que las personas pueden ayudar y para la empresa es una fuente de aprendizaje y orgullo", enfatiza.

Sobre la evolución de la RSC en España, Roza asegura que "la industria está muy comprometida" y es "ejemplar". "Se podrá publicar más o menos pero hasta las mas pequeñas son sensibles", defiende, al tiempo que destaca el papel que tienen en la denominada "España vaciada" ya que están cerca de donde está la producción por lo que están muy vinculados al mundo rural.

"Para tener buenos productos hay que tener buenas prácticas de producción", resume el director de Mantequerías Arias, que define a la compañía como "una empresa ejemplar en cuanto al beneficio social que al final hace".

Más información