Kiko Matamoros cena en familia con sus hijos Laura y Diego, con Anita como gran ausente

Kiko Matamoros se está apoyando en sus hijos Laura y Diego para superar el mal momento a causa de su nula relación con Anita y el enfrentamiento público que mantiene con Makoke - EUROPA PRESS

   MADRID, 22 Sep. (CHANCE) -

   Aunque Kiko Matamoros está pasando por su momento más complicado a causa de la guerra televisiva que mantiene con Makoke y el constante intercambio de reproches de los que un día fueron un matrimonio aparentemente enamorado, el colaborador cuenta con el apoyo de sus hijos. En esta ocasión Kiko disfrutó de una velada muy especial para él junto a Diego y Laura, con los que demostró no es tan mal padre como asegura su exmujer. Eso sí, Anita se convirtió una vez más en la gran ausente, puesto que la relación de padre e hija está más fría que nunca.

   Demostrando que la relación familiar es mucho menos complicada de lo que a veces muestran, todos contaron con sus parejas para la cena, ya que Marta López, Carla Barber y Benji Aparicio también acudieron a la cita familiar. Divertidos y cómplices, los seis hicieron todo lo posible para disfrutar de una velada muy especial en la que demostraron su buena sintonía.

Los Matamoros, de cena familiar

Laura Matamoros, con un look ideal

Kiko Matamoros, muy cómplice con Benji Aparicio

Diego y Carla Barber están muy enamorados

   Tras la cena, de la que Laura se fue apresurada en primer lugar, pudimos hablar con Kiko que, feliz por estar rodeado de sus hijos y sus respectivas parejas, aseguró que "estamos los que hemos querido estar".

   - CHANCE: ¿Qué tal Kiko?

   - KIKO: Bien.

   - CH: Reunión familiar.

   - KIKO: Sí, nos hemos juntado a cenar.

   - CH: Falta gente.

   - KIKO: No falta nadie, estamos los que hemos querido estar, hemos podido estar, sus hermanas están fuera así que…

   - CH: Pero Anita por ejemplo.

   - KIKO: No me habléis de eso.

   Sin duda alguna la gran ausente en la noche fue Anita Matamoros y es que la relación entre la joven y su padre pasa por un momento muy complicado. Enfrentado como nunca a Makoke, Kiko se olvidó por unas horas de esa espinita para poder disfrutar al máximo de la estampa familiar que tanto añoraba.

Para leer más


Subir