Ernesto de Hannover, muy deteriorado, disfruta de una cena con su hijo Christian y Sassa de Osma

ERNESTO DE HANNOVER - EUROPA PRESS REPORTAJES

   MADRID, 23 Sep. (CHANCE) -

   Mucho se ha hablado de la salud de Ernesto de Hannover tras su ingreso este verano en la clínica Vivamayr, para realizar un tratamiento de desintoxicación de su adicción al alcohol, que tantos problemas de salud y judiciales le han ocasionado. Después de pasar unas semanas en tratamiento, el ex marido de Carolina de Mónaco voló a Ibiza para pasar unos días con su hijo Christian de Hannover, su mujer Sassa de Osma y con sus dos nietos, Nicolás y Sofía, que ya han cumplido un año.

   Parece que la relación con su segundo hijo es muy buena, ya que el príncipe ha vuelto a viajar a España, esta vez a Madrid, para volver a reencontrarse con ellos. Visiblemente más delgado y desmejorado hemos podido ver a Ernesto de Hannover cenando con Christian y Sassa. Como es habitual en él, no ha querido hablar con la prensa y con cara de pocos amigos se ha subido en un coche junto a su hijo y su nuera.

   Y es que son pocas las ocasiones en las que podemos ver a Ernesto de Hannover en la capital madrileña y acompañado por su hijo, Christian, quien ya sabemos que lleva una vida de lo más discreta posible y es muy complicado poder seguir el rastro. Si al príncipe le veíamos mucho más desmejorado, Sassa de Osma lucía impecable una blusa en tono azul y una pantalón en oscuro combinado con un calzado del mismo tono y abierto en forma de sandalia.

Para leer más


Subir