Antonio David hace el amago de contestar a sus excompañeros, pero su hija le para los pies

Antonio David Flores sale de la clínica donde se ha operado su hija - EUROPA PRESS REPORTAJES

   MADRID, 27 Ene. (CHANCE) -

   Si hace unos minutos veíamos a Rocío Flores llegar a la clínica dónde se ha sometido a la intervención de pecho junto a su padre, Antonio David, de la manera más tranquila y amable ante los medio de comunicación, la salida ha sido todo lo contrario. Parece ser que el que fuera colaborador de televisión no está pasando por un buen momento con todo lo que se está diciendo de su relación con Marta Riesco y ha querido utilizar los micrófonos de la prensa para hablar alto y claro... eso sí, ha habido un inconveniente.

Rocío salía de la clínica y se montaba directamente en el coche, mientras tanto su padre iba detrás suya para abrirle y cerrarle la puerta del vehículo... En cuanto su hija se ha sentado en el coche, Antonio David se ha girado y ha hablado de frente a las cámaras de la prensa que allí había: "¿Puedo hablar? ¿Me vais a grabar?".

   En ese momento, Rocío Flores se ha dado cuenta de que su padre estaba tardando mucho en meterse en el coche y ha abierto la puerta para decirle: "Por favor vámonos" y él le ha respondido bastante enfadado: "No, no, déjame que voy a decir una cosita", pero ya sabemos que la joven cuando se enfada tiene bastante genio y le ha ordenado: "No, vámonos te digo".

   Parece ser que Rocío, que conoce mejor que nadie a su padre, sabía que iba a explotar y por eso ha decidido calmarle para que no dijera nada que le pudiera perjudicar... aunque eso ha sido solo a la salida de la clínica porque cuando han llegado al AVE, Antonio David ha explotado y no ha podido evitar hablar ante las cámaras.

Más información


Subir