Borja Bagunyà tantea "la literatura del exceso" en la novela 'Els angles morts'

El escritor y profesor Borja Bagunyà, que publica su nueva novela de ficción 'Els angles morts' (Edicions Periscopi) - EUROPA PRESS

"Estamos sesgados por la mirada de los otros", asegura

BARCELONA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El escritor Borja Bagunyà tantea "la literatura del exceso" y los límites del lenguaje académico, el médico y científico y de la lírica y las particularidades de estos tres tipos de saber en su novela 'Els angles morts' (Edicions Periscopi).

En una entrevista de Europa Press, Bagunyà ha explicado que en el texto hace un uso excesivo e intencionado de los paréntesis, de extensas notas al pie y de citaciones para abordar la temática de "las aberraciones y las distorsiones desde la misma deformación, en este caso, desde un libro desproporcionado".

Así, el reto que le ha supuesto escribir 'Els angles morts' ha sido "rehuir de la tendencia de explicar las realidades contemporáneas cayendo en la inercia realista, ordenada, pulida" a través de un texto desproporcionado que al mismo tiempo le resulte legible al lector y que funcione a nivel narrativo.

Los protagonistas de la novela de Bagunyà son un profesor que ha perdido la plaza de catedrático que deseaba y decide escribir; su mujer, una ginecóloga reconocida que vive en una guardia una experiencia para la que no estaba preparada, y su sobrino, que llega a Barcelona para pasar unos meses, todos necesitados de ser escuchados.

Para el autor, el relato propone una "experiencia lectora casi corporal, repugnante, dura, porque las palabras se convierten en cuerpo", y parte de la idea de que escribir y describir es un acto de violencia y de que el lenguaje nunca es neutro.

EL LENGUAJE Y LA OBJETIVIDAD

Desde la parodia, Bagunyà desarrolla el planteamiento de que "toda mirada es política y que la objetividad no existe", algo que hará que los personajes de la novela, Morella, Sesé y Olof, entren en contradicción.

"Estamos sesgados por la mirada de los otros y por los conceptos de belleza, de atractivo y de percepción que interiorizamos, que nos da una idea deformada de nuestro propio cuerpo y por extensión de los demás, del mundo, de la justicia, de la política", algo que considera que conforta pero que también supone un peligro.

A nivel formal, Bagunyà se ha inspirado en la construcción de la tensión y como se sostiene al límite de la narración del escritor Herman Melville en la novela 'Moby Dick'.

También destaca la influencia de los artículos 'Blindess and Insight' del crítico literario belga Paul de Man, que a nivel temático le han sugerido que "toda visión tiene un punto de ceguera que esconde otra cosa' y a la que se refiere con el título 'Els angles morts'.

AUTOR DE FICCIÓN

A diferencia de sus anteriores trabajos, con esta novela Bagunyà se aleja del relato y de los ensayos y apuesta por "explorar un tipo de planteamiento y escuchar la forma y género que pide esta idea del encuentro imposible entre el cuerpo y la palabra".

El autor ha avanzado que se encuentra trabajando en un próximo libro que ahondará en la figura del Anticristo y el personaje de la teología cristiana de 'Bestia', y los días previos al Apocalipsis.

Con 'Els angles morts', Bagunyà pone fin a un paréntesis de diez años en el terreno de la ficción después de la publicación en 2011 de 'Plantes d'interior' (Empúries), aunque el reivindica su fidelidad al género y se define como autor de ficción: "No lo vivo como un retorno, siempre he estado ahí".