Detenido un grupo de 'aluniceros' al que se le atribuye el robo de 70.000 euros en joyas en Salamanca

Móviles, caretas, dinero y herramientras sustraídas en la operación 'Sanviton'. - EUROPA PRESS

   Se les imputan hechos delictivos también en Cantabria, Vizcaya y Burgos

   SANTANDER/VALLADOLID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil de Cantabria y la Policía Nacional de Salamanca, en el marco de la operación 'Sanviton', han detenido a cuatro personas que conformaban un grupo criminal "activo y peligroso", que perpetró robos con fuerza de tabaco, joyas, dinero y vehículos este verano en Cantabria, Vizcaya, Burgos y Salamanca, principalmente mediante el método del alunizaje.

   Entre los hechos que se les imputa, destaca el alunizaje contra una joyería en el centro de Salamanca que tuvo lugar la madrugada del 6 de septiembre, de la que sustrajeron joyas valoradas en más de 70.000 euros.

   Los detenidos son tres hombres y una mujer --españoles, entre los 31 y los 43 años y con antecedentes por hechos similares--, de los que tres han ingresado en prisión. Para cometer los robos utilizaban caretas blancas de las que se usan en las series televisivas, y una con el rostro del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump.

   Aunque puede darse por desarticulado el grupo, la investigación siguen abierta y no se descarta que haya más detenidos, según han informado rueda de prensa la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, el teniente coronel de la Guardia Civil Juan Martínez Ros, y el jefe provincial de Operaciones de la Policía Nacional de Salamanca, Antonio Álvarez Zapata.

   La Guardia Civil inició la operación tras una serie de robos con fuerza cometidos los meses de julio y agosto en Cantabria. En concreto, el grupo actuó en estancos de Ampuero, Colindres y San Vicente de la Barquera, los dos primeros por alunizaje y el último utilizando la tapa de una alcantarilla para romper el cristal del establecimiento.

   También perpetró un robo con fuerza en un establecimiento hostelero de Anero (Cantabria), siendo uno de sus objetivos el dinero de las máquinas de juego.

   Tras uno de estos robos en Cantabria, en su huída envistieron contra un control de la Policía Autónoma Vasca, poniendo en peligro la integridad de los agentes.

   Asimismo, cometieron robos en estancos de Elorrio y Bergara, en Vizcaya, en los que en alguno de ellos llegaron a sustraer más de 7.000 euros en tabaco.

ROBOS DE VEHÍCULOS

   Según la investigación, el grupo sustraía vehículos de alta gama para vigilar los objetivos de los robos así como para trasladarse, si bien cuando alunizaban utilizaban otros vehículos de gama media.

   En las vigilancias y seguimientos realizados, los agentes comprobaron a primeros de septiembre que el grupo se trasladó a Salamanca en un vehículo de alquiler, donde permanecieron unas dos horas, y regresó nuevamente a Vizcaya.

   Posteriormente, sustrajo un vehículo en la población Pampliega (Burgos), fracturando el bombín, comprobándose después que dicho vehículo fue utilizado para el alunizaje en la joyería de Salamanca.

   La Guardia Civil de Cantabria y la Policía Nacional de Salamanca continuaron con la operación de forma coordinada, ya que los investigados podían ser los presuntos autores del robo de la joyería de Salamanca.

ACOPIO DE GRANDES HERRAMIENTAS

   Tras el robo en Salamanca, se detectó que el grupo criminal se desplazaba a diferentes establecimientos para comprar grandes herramientas como mazas o picos, levantando sospechas de que podían estar preparando otro hecho delictivo.

   Las investigaciones llevadas a cabo por la Policía de Salamanca permitieron determinar la participación de varios individuos en el robo, que coincidían con los investigados por la Guardia Civil de Santander.

   Los agentes localizaron en Salamanca el piso que utilizaron los autores para preparar el robo y para ocultarse después del mismo.

   Así, con estas pruebas y para evitar nuevos hechos delictivos, el 17 de septiembre se registraron domicilios en Miraballes, Usansolo-Galdakano y Bilbao, en Vizcaya, donde se detuvo a los cuatro presuntos autores.

   De manera simultánea, se registró el inmueble descubierto en Salamanca, en el que se había prendas de ropa y otras evidencias que indicaban la presencia de los autores en el lugar.

   Una vez concluya el estudio de los indicios encontrados en el registro se podrá determinar cuántas personas participaron en el robo.

JOYAS, DINERO Y CARETAS

   En uno de los registros se encontró en el interior de una caja de seguridad, oculta en el interior de un libro, un reloj valorado en más de 10.000 euros y procedente de la joyería de Salamanca, así como 9.000 euros en efectivo, procedentes previsiblemente de la venta de joyas.

   También se encontraron las caretas utilizadas en algunos de los robos para ocultar sus caras, otras joyas, ropa y guantes usados en los robos, herramientas para la extracción de bombines de vehículos, decodificadores para arrancar vehículos sustraídos y llaves de vehículos y garajes.

   De la documentación encontrada, se obtiene información de vigilancias que se habían realizado sobre estancos de Ramales de la Victoria, Solares y Entrambasaguas en Cantabria.

   Esta operación se ha desarrollado bajo la dirección de los juzgados de instrucción de San Vicente de la Barquera y número 3 de Salamanca.


Subir