Sergio del Molino critica las fiestas de recreaciones medievales: "Son la peste de la España vacía"

El periodista y escritor Sergio del Molino en el curso 'El patrimonio cultural: problemas, soluciones, expectativas' de la UIMP, en el que ha tratado sobre 'El sueño del turismo en la España vacía'UIMP

SANTANDER, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El periodista Sergio del Molino ha considerado que "las fiestas de las recreaciones medievales son la peste de la España vacía", en las que "se crea un decorado en el que se banaliza la Historia y el patrimonio" y tiene "un efecto a largo plazo sobre las comunidades".

Así lo ha manifestado en el curso 'El patrimonio cultural: Problemas, soluciones, expectativas' que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander del 31 de julio al 2 de agosto.

En su conferencia, 'El sueño del turismo de la España vacía', el escritor ha reflexionado acerca de "qué hacer con las ruinas" y la relación con el patrimonio y se ha referido al concepto 'Aldea Potemkin' para criticar las aldeas "falsas" que son meros "decorados".

PUBLICIDAD

"Ese concepto es todavía hoy muy útil para hablar de muchas políticas de patrimonio que están muy vinculadas al turismo, la explotación del patrimonio a través del turismo en muchos pueblos", ha señalado.

Ha explicado que existe una "notable proliferación de aldeas Potemkin en la España vacía" como también ocurre, "en todas las zonas rurales de Europa". "Yo creo que es uno de los fantasmas o uno de los riesgos que deberíamos tener en cuenta", ha advertido el escritor.

A su juicio, muchos lugares "muy monumentales", que ha calificado de "preciosos" y "maravillosos", "tienen ese componente de aldea Potemkin" en los cuales, según asegura "da la sensación de que la comunidad se ha ido erosionando en favor de un turismo, un escaparate y una idea muy concreta de culto a la conservación del patrimonio que al final hacen que las comunidades sean casi de cartón piedra", dejando de ser una ciudad "funcional" y "vivible".

PUBLICIDAD

En esta línea, el periodista ha asegurado que "hay un montón de lugares en España y en Europa que han sido completamente devastados" y ha lamentado que "la guerra no ha sido el mayor destructor del patrimonio". "El olvido y el abandono han destruido más cosas que las bombas y las guerras", ha aseverado.

PUBLICIDAD

"Hemos asistido a una hiper explotación de muchos de esos lugares que, al final, acaban homogeneizándose", ha criticado el escritor, al tiempo que ha subrayado que hay otros lugares que "se detienen en un momento ideal, en una Edad Media, o en un lugar del pasado muy poco concreto, muy poco documentado y más historicista que histórico; y que representan una escena de la misma forma que lo hacen los carrillones".

PARADOJA DEL TURISMO EN LA ESPAÑA VACÍA

Además, ha añadido que estas "explotaciones" turísticas pueden parecer "una buena idea" a corto plazo pero a largo plazo "provocan una erosión invisible de la comunidad". "En las grandes ciudades la población local se ha visto desplazada para hacer apartamentos turísticos y por la industria hotelera", ha criticado. "El turismo erosiona la comunidad y los pueblos se convierten en aldeas Potemkin", ha advertido.

"La paradoja en la que nos podemos meter a la hora de recuperar el patrimonio de la España rural y explotarlo turísticamente es que, al final, ya no es que sea fuente de muchos conflictos, sino que provocas el efecto que buscabas eliminar. Da igual lo que hagas, al final los pueblos siempre van a acabar destruidos de una forma u otra", ha lamentado Del Molino.

De esta forma, el periodista ha propuesto tener en cuenta los "efectos" del turismo y "anticiparse" a la hora de planificar la recuperación del patrimonio y los recursos turísticos porque a largo plazo puede ser "nefasto", ha informado la UIMP en nota de prensa.

"Es un riesgo que está ahí. Un dilema que las comunidades tienen que planearse y no tienen una solución fácil. Esos espacios privilegiados, según cómo los explotemos y orientemos, pueden acabar teniendo unos efectos desastrosos y letales", ha advertido.

Según del Molino, el patrimonio "no tiene que ser esa recreación historicista de un pasado que nunca existió", si bien ha matizado que "hay una vinculación entre patrimonio y nacionalismo".

El encuentro 'El patrimonio cultural: Problemas, soluciones, expectativas' se clausura mañana, viernes 2 de agosto, día en el que también se debatirá sobre 'El papel dinamizador del patrimonio en el medio rural' y los 'Retos para la gestión de un patrimonio cultural atractivo y sostenible'.