Podemos insta a Barbón y Canteli a comprometerse con los 155 trabajadores temporales despedidos de Trubia

El diputado de Podemos Daniel Ripa y la portavoz de Somos Oviedo, Ana Taboada, con trabajadores de la fábrica de armas de Trubia - EUROPA PRESS

OVIEDO, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Podemos en la Junta General, Daniel Ripa, y la portavoz de Somos Uviéu, Ana Taboada, han instado este viernes al presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, y al alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli (PP), a comprometerse con los 155 trabajadores temporales despedidos de la fábrica de armas de Trubia.

En rueda de prensa en sede parlamentaria junto a representantes sindicales de la CSI en la empresa, Ripa y Taboada han reclamado la misma unidad de acción para estos trabajadores que la que se está impulsando para dar una solución a la plantilla de Danone tras el anuncio de cese de actividad en Salas.

Ripa ha calificado de "absolutamente inaceptable" la decisión de la multinacional del armamento de despedir a este personal temporal después de que la Inspección de Trabajo haya señalado incumplimientos de la legislación laboral por desempeñar tareas con exposición a cancerígenos.

Asimismo, Taboada ha remarcado que desde la formación morada están "comprometidos" con el empleo de "calidad y decente" por lo que exigen "responsabilidad social" a la empresa para cumplir la legislación y las normas de salud laboral, a la vez que reclama a Barbón y Canteli que reaccionen para que esos 155 trabajadores puedan recuperar su empleo.

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa Pablo Coto (CSI), Pablo Coto, ha incidido en que la denuncia ante Inspección de Trabajo se hizo por la insuficiente prevención y seguimiento de las consecuencias de la exposición a cancerígenos en los trabajadores temporales.

Entendían, explicó, que la solución pasaría por la estabilización de ese personal dentro de la plantilla para contar con esos controles periódicos y el posible reconocimiento de enfermedad profesional llegado el caso. De este modo, rechazan la decisión de la compañía de optar por el despido "colectivo" de 155 trabajadores y están a la espera de ver qué medidas llevará a cabo la empresa para mantener la producción.

Además, el delegado de prevención Laureano Álvarez incidió en que llevaban años recopilando datos hasta presentar la denuncia en Inspección, argumentando que no podían mirar hacia otro lado ante el incumplimiento de la ley de salud laboral.

Más información