Carnero abandona la comisión de la Faffe sin escuchar preguntas tras denunciar que es un "circo" en vísperas del 10N

Javier Carnero, este viernes ante la comisión de investigaciónEUROPA PRESS

SEVILLA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El exconsejero de Empleo de la Junta y actual diputado autonómico Javier Carnero ha abandonado este viernes la comisión de investigación sobre la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) tras haber hecho una breve intervención para denunciar que los partidos del Gobierno autonómico, PP-A y Ciudadanos (Cs), sólo han pretendido montar un "circo" y un "espectáculo" a 48 horas de las elecciones generales del domingo.

   Carnero ha sido el primero en comparecer este viernes ante la comisión, en la que también están previstas las comparecencias del exconsejero de Empleo José Sánchez Maldonado y la del exconsejero de Economía, Hacienda y Administración Pública Antonio Ramírez de Arellano, así como la del propietario del prostíbulo Don Angelo, José Ruiz García.

   Al igual que hizo ayer el expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves, que fue el único en comparecer ante la comisión de investigación, Carnero ha expuesto una breve intervención y se ha acogido a su derecho a "no declarar" y ha abandonado la sala.

PUBLICIDAD

   A su juicio, los partidos del Gobierno sólo persiguen "enturbiar, enmarañar, retorcer la verdad e intoxicar, montando un circo mediático a 48 horas de las elecciones". "Sólo quieren vernos hacer el paseíllo a personas cuyo honor está siendo claramente cuestionado y vilipendiado", ha dicho.

   Tras la decisión de Carnero de abandonar la sala, el presidente de la comisión, Enrique Moreno (Cs), ha manifestado que se ha producido otra "grandísima falta de respeto a los andaluces, al Parlamento y al Estatuto de Autonomía". Ha criticado que haya abandonado la sala acogiéndose al derecho "a no declarar", que "no existe" y sin argumentar "base jurídica alguna". Ha añadido que Carnero, diputado autonómico, no se encuentra inmerso en ningún proceso judicial penal, y, en consecuencia, tiene la "obligación legal de comparecer ante la comisión".

   La intervención de Carnero ante la comisión ha durado poco más de tres minutos. Ha apuntado que acudía por respeto y responsabilidad a la cosa publica, pero ese mismo respeto le impedía "participar en el espectáculo" en el que se ha convertido la comisión.

PUBLICIDAD

   Ha denunciado que los partidos del Gobierno, en vez de aclarar lo ocurrido, lo que pretenden con este comisión "enturbiar, enmarañar, retorcer la verdad e intoxicar, montando un circo mediático a 48 horas de las elecciones". "Sólo quieren vernos hacer el paseíllo a personas cuyo honor siendo claramente cuestionado y vilipendiado".

PUBLICIDAD

   A su juicio, no existe razón jurídica ni práctica que "justifique de ninguna manera la imperiosa necesidad de celebrar las sesiones de la comisión precisamente en estos días", en plena campaña electoral. Ha añadido que tampoco existe fundamento jurídico ni razón práctica para justificar el cambio de orden de las comparecencias, apuntando que si de verdad se quisiera cumplir con el objetivo de la comisión, deberían haber sido llamados a comparecer en primer lugar los responsables directos de la gestión de la Faffe y luego los responsables de la Junta.

   Javier Carnero ha recordado que durante la anterior legislatura, como consejero de Empleo, llegó a comparecer en el Parlamento hasta en cuatro ocasiones en relación con el asunto de la Faffe, con el objetivo de contribuir a esclarecer la verdad, con respeto a la ley y con la clara voluntad de redición de cuentas ante los ciudadanos, demostrando en todo momento colaboración "diligente y proactiva".

   "Mi comparecencia no tiene más sentido que poner en el disparadero a altos cargos del anterior del Gobierno socialista y utilizar mi presencia por puros intereses electorales", ha sentenciado Carnero, que acto seguido se ha marchado de la comisión.

INTERVENCIONES DE LOS GRUPOS

   Tras la marcha de Carnero, el presidente de la comisión ha dado el turno de palabra a los grupos. El portavoz adjunto del PSOE-A, Rodrigo Sánchez Haro, ha iniciado su intervención trasladado a Moreno que no es "nadie para ejercer juicios de valor", sino que tiene que mantener una actitud de "imparcialidad" como presidente de la comisión y le ha reprochado una actitud "prepotente y chulesca". Ha insistido en denunciar que con esta comisión se persigue "una causa general y tratamiento cruel" contra los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

   "Se trata de convertir la investigación de esta comisión en un instrumento para alterar la campaña electoral", ha dicho Sánchez Haro, para quien también hay un "atentado a los derechos fundamentales de las personas". "Estamos ante una comisión forzada y manipulada para que el PP y Ciudadanos hagan un mitin de campaña y está en cuestión la neutralidad política de este Parlamento, lo que es lamentable".

   Por parte del PP-A, el diputado Erik Domínguez ha defendido que el objetivo de la comisión de investigación es "esclarecer qué pasó" con dinero destinado para los parados que "acabó en lugares de tan dudosa ética como prostíbulos", y son los socialistas quienes "están montando un circo y no quieren que se esclarezca la verdad".

   Por eso, ha lamentado "profundamente que tengamos que estar en esta situación", porque, según ha incidido, este viernes "tendríamos que estar hablando" de cuestiones como "las tarjetas 'black'" o la "poca o nula colaboración con la justicia" por parte de la anterior administración socialista, si bien ha querido dejar claro que el PP-A siempre estará por "arrojar luz a esta comisión".

   En representación de Ciudadanos (Cs), la diputada Teresa Pardo ha señalado que Carnero es "un representante público" del Parlamento "votado por los andaluces, al que se le presupone que va a representar los intereses generales por encima de los partidistas y los personales", pero con su actuación en la comisión "ha eclosionado, dilapidado y reventado su honor" y "no ha cumplido su obligación legal" en la misma.

   En esa línea, ha incidido en que la comisión de investigación está "para esclarecer y dilucidar responsabilidades políticas", y al exconsejero "le da vergüenza" declarar porque "tiene que tapar vergüenzas anteriores", ya que aún "hay muchos millones por recuperar".

   Por parte de Adelante Andalucía, la parlamentaria Maribel Mora ha tildado de "bastante bochornoso cómo se está desarrollando esta comisión", con la que se está realizando "un circo" y "un derroche de dinero público para hacer mítines electorales", según ha opinado.

   Ha apuntado que a su grupo le produce "tristeza" esta situación porque el Parlamento es "la sede de la soberanía andaluza" y el desarrollo de las sesiones de la comisión se está retransmitiendo por el canal de televisión del Parlamento y por Canal Sur, y "debe ser bastante alucinante" lo que están pensando los andaluces que están viendo estas sesiones, según ha agregado antes de augurar que, "tal como va esto, si seguimos en esta línea no vamos a ver" en la comisión "ni la verdad ni las lagunas que hubo en el funcionamiento de la administración".

   Finalmente, el portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández ha manifestado que lo sucedido con Javier Carnero ha sido "otro episodio de gamberrismo puro y duro", y ha considerado que el exconsejero "no ha comparecido" en la comisión, sino que ha acudido a ella "a dar un discurso" cuando "no tiene ninguna capacidad para llevar a cabo ese juicio, ni está autorizado para abandonar la sala como lo ha hecho", según ha abundado.

   Además, el diputado de Vox ha lamentado que "la falta de respeto que se ha mostrado por parte de los representantes del PSOE-A al presidente de la comisión es uno de los atentados mas graves contra la institución en sí que es este Parlamento que hayamos podido ver en estos meses".


Subir

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies.