¿Quién fue el almirante Cervera?

PASCUAL CERVERA

MADRID, 16 ABR. (EDIZIONES) -

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sustituyó el pasado domingo el nombre de una calle en Barcelona dedicada al almirante Cervera por el del actor Pepe Rubianes. Durante el acto de inauguración, Colau destacó que al humorista le habría gustado que "su amado público se haya reunido para quitarle el nombre de esta calle a un 'facha'".

¿QUIÉN FUE EL ALMIRANTE CERVERA?

Pascual Cervera y Topete fue un almirante español reconocido por comandar a la armada española durante la guerra de independencia de Cuba, que tuvo lugar en 1898. Con unos efectivos muy inferiores en número y calidad a los estadounidenses, su escuadra fue destruida frente a Santiago de Cuba por los barcos del almirante William Sampson y Cervera fue tomado como prisionero en la batalla junto al resto de supervivientes.

Nacido en 1839 en Medina Sidonia (Cádiz), heredó la cultura militar de su padre, un oficial del Ejército que luchó contra las tropas de Napoleón durante la guerra de Independencia. Cuando sólo contaba 13 años de edad, ingresó en el Colegio Naval y a los 21 recibió el despacho de Alférez de Navío.

PUBLICIDAD

Durante varios años, Cervera tuvo que desempeñar destinos de responsabilidad superior a la que le correspondía por su graduación militar y afrontó situaciones convulsas como la revolución cantonal en Cartagena (Murcia). En 1876 fue nombrado gobernador del archipiélago de Joló, donde contrajo la malaria y, a finales del año 1892, fue propuesto como Ministro de Marina, cargo que aceptó con la condición de que no se le redujese el presupuesto de Marina. La vida política de Cervera duró solamente tres meses.

En septiembre de 1893 fue nombrado Jefe de la Comisión Naval en Londres. Éste era un destino de gran interés profesional, en tanto que significaba ponerse al día y conocer las últimas técnicas en construcción naval de la época. Durante su estancia allí, a mitad del año 1895, comenzó la guerra en Cuba, donde Cervera desempeñaría un papel clave.

PUBLICIDAD

La escuadra española colaboró con el Ejército defendiendo Santiago y hubo un intenso cruce de telegramas entre Santiago, La Habana y Madrid acerca de cómo proceder a la vista del desarrollo de las operaciones militares en tierra y el bloqueo naval por la escuadra del almirante Sampson.

PUBLICIDAD

El 3 de julio de 1898 se produjo el combate naval definitivo, donde cuatro buques españoles mal pertrechados se enfrentaron a ocho acorazados estadounidenses. Cervera sabía que si salía a combatir en mar abierto, perdería todos sus barcos y todos sus hombres morirían, por lo que deicidió plantar cara utilizando su buque insignia para trabar combate directo con el barco norteamericano más cercano, el Brooklyn, y provocar así una acción que permitiera a los demás que le seguían escapar al cerco.

Tras cuatro horas, el combate finalizaba con la escuadra española destruida y un saldo de 323 muertos y 151 heridos españoles y sólo un muerto y dos heridos estadounidenses. El almirante y el resto de los supervivientes fueron hechos prisioneros.

Cuando el almirante español saludó a los oficiales americanos fue recibido al grito de 'hurra', según relataba el comandante norteamericano Evans, que pronunció las siguientes palabras al estrecharle la mano: "Caballero, sois un héroe. Habéis realizado el acto más sublime que se recoge en la historia de la Marina".

Cervera regresó a España con los supervivientes de la escuadra en septiembre de 1898 y, según explica a Europa Press su bisnieto, Pascual Cervera, las cosas en España no se vieron "con igual simpatía" que en Estados Unidos: "Buscaban a los culpables del desastre, pretendiendo encontrar culpa entre aquellos que no hicieron sino cumplir con honor y lealtad con su deber".

Así fue su recibimiento por parte del Ministro de Marina:

—Siento mucho lo sucedido, General. Supongo que habrá usted perdido todo lo suyo en el naufragio.

—Así es —contestó Cervera—. Todo menos el honor.


Subir

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies.